Programación de Cortos con Ñ para el 28 de mayo de 2013

El 28 de mayo, a las 20:00h, se celebrará en La Escalera de Jacob de Lavapiés (C/ Lavapiés, 11 - Madrid) una nueva sesión del Festival de Cortometrajes Cortos con Ñ.


En esta ocasión proyectaremos cuatro cortometrajes, que  compiten por los Premio del Público y Premio a Mejor Cortometraje de nuestro festival, que están patrocinado por Promofest, distribuidora que otorgará 50 bonos de distribución al corto ganador de cada premio.

Cortos con Ñ es un festival de cortometrajes organizado por la Asociación Cultural 
Cortos con Ñ y está asociado a Piélagos en Corto.

-“No hace falta que me lo digas”, de Julio y Manu Montejo. (Los Hermanos Montejo).
Con Marta Larralde, Carmen Sánchez y Kaiet Rodríguez.

Berto y Olivia preparan la llegada de su madre Marisa a casa con la esperanza de que hoy todo cambie.

Con guión de César Roldán, los Hermanos Montejo dirigen una realista historia sobre una situación que se vive a diario en muchos hogares cada día.

El drama de cómo afecta la adicción al alcohol en numerosas personas y en su entorno más cercano está tratado de un modo exquisito. Así, lo que se ve desde un primer momento en pantalla es la vida misma y se hace patente que sus responsables han desarrollado un argumento y unos personajes que nos recuerdan que el alcoholismo es una cuestión que cualquiera puede tener cerca. (Ya sea un familiar, un vecino, un amigo...).

De esta forma, el guión no se anda con concesiones y sus autores han pergeñado con suma inteligencia el cómo mostrarnos este drama de una forma muy efectiva, haciéndonos vivir el cómo es una noche en la vida de los niños Berto y Olivia junto con su madre, Marisa, una mujer que no sabe qué hacer para dejar de beber. Mientras, el tratamiento de personajes brilla por la humanidad que desprenden y por lo perfectamente definidas que están sus respectivas personalidades.

Con una realización técnica que resalta ese aire costumbrista de le han dado al cortometraje y, además, está siempre al servicio de las interpretaciones de los tres actores que protagonizan el corto. Marta Larralde, Carmen Sánchez y Kaiet Rodríguez nos regalan a los espectadores unas soberbias interpretaciones llenas de fuerza y tanta naturalidad que llenan la pantalla cada vez que aparecen, haciendo todavía más creíble la propuesta de los hermanos Montejo.

En fin, "No hace falta que me lo digas" es un gran cortometraje cuyo visionado es imprescindible para comprender lo que sienten las personas que sufren de alcoholismo.

-“Entre polvo y sangre”, de David Goole.
Con Marta Martínez, Duende, Zida Marín, Paco Abad, Carmen Sal, Naya, Álex de la Vela, Nacho Martínez, Helia Rentero, Nair Larrocha y Luis González-Boza.

Inspirado en la vida real de un serial killer norteamericano, el guión se adentra en la mente del asesino mostrando la crueldad de sus actos y los motivos que le llevaron a ello.

David Goole es el responsable de un cortometraje muy arriesgado en el que se nos propone, ni más ni menos, que entrar en la mente de un asesino para que los espectadores seamos testigos de qué puede llevar a una persona a cometer las atrocidades que perpetra el protagonista del cortometraje.

Este es un corto que no dejará indiferente a nadie, pues su realizador ha sido muy valiente al intentar mostrarnos casi a las claras la crudeza de las acciones cometidas por el asesino que protagoniza la historia. La violencia que nos enseñan no resulta para nada gratuita y está puesta en su justa medida a lo largo del metraje para hacer el mejor estudio posible acerca de la personalidad del protagonista.

El ritmo narrativo es muy ágil y no nos dan ni un momento de respiro, logrando que en los algo más de 15 minutos que dura la cinta siempre pase algo y que todo sea de vital importancia para lo que nos quiere contar David Goole.

En otro orden de cosas, la factura técnica del corto está muy trabajada, tanto en aspectos como los efectos especiales, el maquillaje o en la dirección de fotografía, que le da ese aspecto sucio, casi de película de horror realista de los años setenta, que le viene muy bien al tono que le han impreso a su relato.

Por último, hay que hablar de la estupenda labor efectuada por Pako Abad, quien se mete de una manera magistral en la piel del asesino, haciéndonos ver muy bien con sus gestos o sus movimientos lo que siente su personaje. Además, Abad está secundado por un plantel de actores que resuelven con mucha eficiencia sus respectivos papeles.

David Goole, en resumen, ha dado forma a un excelente cortometraje de terror que nadie debería perderse.

-“La carta”, de Álvaro Oliva.
Con Esther Lastra y José Pampín.

Él se ha enamorado de su vecina, pero no se atreve a decirle nada. Un día, a su buzón llega una carta dirigida a su vecina, escrita por el novio de esta...

Con guión de Josu Díaz, el realizador Álvaro Oliva -responsable de cortos como "Posturas"- idea una entretenida comedia romántica que se escribió, rodó y editó en apenas 36 horas para ser presentado a un concurso de cortos exprés donde recibió el Segundo Premio.

En "La carta" sus autores juegan con la idea de esos dilemas que se nos presentan y qué haríamos nosotros en el caso de que pudiéramos tomar una decisión que podría sernos beneficiosa para conseguir lo que queremos. Además, también está presente en el corto la eterna cuestión de cómo se le puede decir a otra persona que la queremos y que queremos estar con ella.

El guión, en líneas generales, desprende muy buen rollo y ese tono amable que le dan a la historia se nota en cada fotograma, haciendo que los espectadores disfrutemos muchísimo con el visionado del corto.

En cuanto a las interpretaciones de Esther Lastra y José Pampim hay que decir que son muy buenas y le dan tanta magia y naturalidad a su modo de actuar que nos espectadores empatizamos enseguida con lo que les ocurre a los personajes a los que dan vida.

Álvaro Oliva es un maestro contando historias cotidianas que nos son cercanas y "La carta" es una buena muestra de su buen hacer.

-“Copenhague, de Luis María Ferrández.
Con José Luis García Pérez, Clara Torrente, Beatriz Argüello y la colaboración especial de Marta Reyero.

Una mujer narra en una entrevista de televisión los hechos que le cambiaron la vida hace ahora diez años. Queda una pregunta por contestar.

Luis María Ferrández firma un comprometido cortometraje que nos relata una tragedia que han vivido en España muchísimas personas desde hace ya bastantes décadas. No conviene decir mucho más sobre el argumento de este corto, para no desvelar ninguna sorpresa. Así que lo que mejor se puede decir de "Copenhague" es que se trata de un trabajo que sorprende y que nos deja abiertas muchas cuestionesque todos nos haríamos de vivir las mismas experiencias que nos habla la protagonista del corto.

El desarrollo del argumento tiene mezcla de ficción y de parte que roza el falso documental, con esa entrevista que le hacen a la protagonista en un programa de televisión. Todo lo mezclan a la perfección y consiguen reforzar el mensaje que nos ofrecen, donde más que respuestas nos hacen reflexionar, incluso cuando se termina la proyección del corto, sobre un tema muy delicado.

Sobre el trabajo de los actores, se pueden decir muchas cosas para bien, porque todos los actores le dan a sus interpretaciones todo tipo de registros para enseñarnos los distintos momentos en la vida de sus personajes, con sus alegrías, sus tristezas... Nos transmiten muy bien los sentimientos de sus personajes y qué guardan en su interior cada vez que aparecen en pantalla.

Es "Copenhague" un cortometraje muy bien realizado y que da que hablar, porque trata un tema que ha afectado a nuestra sociedad durante muchos años de una manera muy sincera.

-“El contestador”, de Román Reyes.
Con Andrea Noceda y Román Reyes.

Él ha recibido de su abuela un viejo contestador. Un día, junto con su pareja se pone a usarlo y escuchan un mensaje que seguía grabado...

El joven Román Reyes dirige un divertidísimo cortometraje lleno de humor -que algunas veces tira a negro-. Sin grandes medios, los responsables de "El contestador" realizan un estupendo cortometraje gracias, sobre todo, al buen hacer que destila cada uno de sus fotogramas.

El guión, obra de Andrea Noceda, es en efecto muy divertido y hace gala de unos diálogos que destilan ingenio por los cuatro costados. Además, son unos diálogos pegados a lo que podría decir cualquiera de nosotros en cualquier momento en el que estamos con nuestra pareja o nuestros amigos que sirven para conectar enseguida con la mayoría de los espectadores.

Mientras, la labor de los actores Andrea Noceda y Román Reyes brilla por la espontaneidad que tienen a la hora de encarar sus respectivos papeles. Son muy naturales y sus interpretaciones resultan ser tan buenas que resulta muy creíble todo lo que hacen ante la cámara.

En suma, "El contestador" es un cortometraje muy divertido, bien interpretado y bien realizado que encantará a nuestros espectadores.

Precio de la entrada: 3,50€ en taquilla; 3€ en Atrápalo.
Una consumición incluida con cada entrada.
 
Reserva de entradas en Atrápalo:
 
Cortos con Ñ
La Escalera de Jacob
C/ Lavapiés, 11 28005 Madrid
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...