Programación de Cortos con Ñ para el 20 de noviembre

El 20 de noviembre, a las 20:00h, se celebra en La Escalera de Jacob de Lavapiés una nueva sesión del Festival de Cortometrajes Cortos con Ñ. En esta ocasión estrenaremos siete cortometrajes.

Los cortos que se proyectan en Cortos con Ñ compiten por los Premio del Público y Premio a Mejor Cortometraje de nuestro festival, que están patrocinado por Promofest, distribuidora que otorgará 50 bonos de distribución al corto ganador de cada premio. 

Cortos con Ñ es un festival de cortometrajes asociado a Piélagos en Corto.

-“La niña”, de Alberto Carpintero.
Con Dámaso Conde, Macarena Gómez y Teresa Lozano.

Valerio vive encerrado en casa junto a su madre y el recuerdo de su padre recién fallecido. Su ventana al mundo exterior es su hermana pequeña, La Niña: una aspirante a actriz con dudoso talento. "La Niña" llega de visita. Valerio la idolatra, y espera su llegada contando los segundos.

Alberto Carpintero es un joven realizador de cuyo talento han nacido estupendos cortometrajes como "Star Love" o "Las reglas de Lubitsch" y hoy, en Cortos con Ñ tenemos el honor de estrenar su nuevo cortometraje. Con guión de Raúl Rustarazo y Paco Cabezas, el director nos traza una historia de corte clásico de corte tragicómico sobre unas personas normales y corrientes que aspiran a que su vida cambie para mejor.

Cada uno de los fotogramas y secuencias de "La niña" son cine en estado puro, donde se nota el buen hacer de cada una de las personas implicadas en su rodaje. El argumento que nos relatan tiene muchos puntos de interés y Alberto Carpintero entiende muy bien qué resortes tocar para que poco a poco nos vayamos interesando más por la vida de estas personas y el "qué les ocurrirá después".

En este sentido, hay que decir que los personajes son muy humanos y están muy bien interpretados por tres grandes actores que lo dan todo por sus personajes para que las personas que vean "La niña" se sientan identificadas con sus creaciones. Y así, gracias al trabajo de dirección de un inspirado Alberto Carpintero y unos soberbios Dámaso Conde, Macarena Gómez y Teresa Lozano, los espectadores nos encontraremos con unas cuantas escenas memorables para el recuerdo.

En cada uno de los fotogramas brilla el eficaz ojo de un director especializado en crear historias cercanas sobre personas normales y corrientes, que logran hacer de "La niña" un gran cortometraje que despuntará en su paso por festivales.

-“Carroña”, de Javier Botet y Alberto Carpintero.
Con Almudena Gallego, Daniel Pérez Prada, Javier Botet y David Pareja.

1. Carne corrompida.  2. Persona, idea o cosa ruin y despreciable.

Rodado para la pasada edición del Notodofilmfest, el último cortometraje dirigido por Javier Botet y Alberto Carpintero es una auténtica gamberrada políticamente incorrecta que pone el dedo en la llaga sobre la maldad que hay dentro de muchas personas. De su argumento, mejor no extenderse para no estropearle al espectador ninguna sorpresa y decir tan sólo que se trata de una idea original, muy bien escrita y bien resuelta.

Una chica sufre un desvanecimiento en mitad de un parque y, a partir de ahí, una serie de personas intentan ayudarla... Un punto de partida perfecto para que Botet y Carpintero den rienda suelta a su característico humor, que no es precisamente apto para "mentes bienpensantes". Aparte de hacer una efectiva crítica sobre cómo de perversa puede ser una persona, si se le presenta una oportunidad, este corto funciona muy bien como un divertimento puro para gente sin complejos que quiera pasar un buen rato.

El corto está muy bien hecho y, entre otros puntos a valorar, podemos citar el trabajo realizado por los actores que participan en esta macarrada. Son muy buenos interpretando a las personas tan poco recomendables a las que deben dar vida en "Carroña". Tienen un don natural para la comedia y ese aire caricaturesco que le aportan a cada uno de sus registros es el conveniente para que se resalten todos los elementos negativos de su personalidad.

Sin duda, "Carroña" es un buen cortometraje que os sorprenderá.

-“Mamá”, de los Hermanos Prada.
Con Ruth Armas y Olga Hueso.

Mamá...

Sólo treinta segundos. Eso es lo que necesitan los hermanos Javi y Kiko Prada para asustar a los espectadores con un premiado cortometrajes que ya ha pasado por festivales de cine como de Sitges. No conviene decir mucho sobre el argumento. Una joven está en su habitación, sola y entonces...

Los Prada han demostrado tener una gran maestría para hacer un formidable ejercicio de concisión y en poco tiempo nos ponen en situación contándonos lo mínimo que necesitamos saber sobre la protagonista del corto.

Además, en "Mamá" no recurren a muchos artefactos para poner en tensión al espectador y consiguen su propósito dejándolo todo en manos de un trabajado guión, una lúgubre ambientación y una gran labor actoral.

De este modo, Ruth Armas -segundada por la siempre brillante Olga Hueso- da muestras de su enorme talento al darle mucha tridimensionalidad al personaje que interpreta. Sus miradas, su forma de hablar y sus emociones las expresa de una forma muy natural y los espectadores, cuando la vean en pantalla, sentirán que están ante alguien real, de carne y hueso.

Poco más se puede decir de este pequeño / gran cortometraje. Disfrutadlo.

-“Cruda”, de Myrte Sara Huyts.
Con Antonio Vélez Catrain y Cecilia Pérez-Mínguez.


Un western doméstico donde los disparos suenan a patata cruda.

Con estética y música de película del Oeste, la realizadora Myrte Sara Huyts rueda un bello y tierno cortometraje que nos relata un pequeño momento en la vida de dos personas que se quieren y que sólo se tienen la una a la otra.

No nos dice nada sobre cómo eran antes verlos comer juntos en esa cocina donde transcurre la historia, pero con un par de pinceladas la directora nos describe muy bien cómo es su relación y el cariño que se tienen, después de vivir toda una vida juntos.

Este es un corto sobre sentimientos y Myrte Sara pone mucho cuidado en dedicar su tiempo a enfocar una mirada o un simple gesto. Además, los dos actores que protagonizan "Cruda" lo ponen todo para realizar unas interpretaciones sobresalientes que destacan por esa humanidad que desprenden en pantalla y por cómo con una trabajada contención son capaces de decir mucho sobre sus personajes con apenas un movimiento.

En "Cruda" todo está estudiado al milímetro y tanto trabajo bien hecho da como resultado un precioso cortometraje que, tal y como es la vida, resulta tan triste como alegre por lo que nos cuentan en tan pocos minutos.

Por todo eso, "Cruda" es un buen cortometraje de impecable factura que hace poco empezó a distribuirse y que, sin duda, dará mucho que hablar en su paso por festivales.

-“Retro”, de Lluis Basella.
Con Sandra Ferrús y Silvia Mir.

Algunos recuerdos son retro.

El director Lluis Basella firma un cortometraje cuyo eje es algo tan retro como un contestador automático -sí, de esos que funcionaban con cinta-.

Con un punto de partida tan sencillo, escribe una historia protagonizada por dos mujeres que empiezan a revivir viejos recuerdos, gracias a encontrarse un viejo contestador automático que una de ellas tenía guardado en el trastero de sus padres.

Los diálogos que mantienen las dos protagonistas tienen mucho peso en el cortometraje. Las frases que les ha escrito Lluis Basella tienen mucha trascendencia y en cada una de ellas se dice mucho sobre cómo son los personajes que las pronuncian, pero no parecen tenerla y su autor les da un logrado barniz de naturalidad.

El corto, además, cuenta con dos estupendas actrices que le dan un aire muy cotidiano a su forma de actuar. Tanto Sandra Ferrús como Silvia Mir le dan mucha viveza a sus respectivas interpretaciones y su forma de hablar los textos escritos por Basella son los perfectos para que se resalte la fuerza de los mismos.

En fin, "Retro" es un excelente cortometraje muy entretenido y que nos encantará, ya nos guste el tema retro o no.

-“Me importas tú”, de Yolanda Román.
Con Yolanda Román y Hugo Velázquez.

En un solo momento...

En su primer corto como directora, la también actriz Yolanda Román da muestras de un envidiable talento para contar con muy poco una historia muy pequeña, pero muy real y con la que muchas personas podrían sentirse identificadas.

El guión que ha escrito Román destaca por su sinceridad y su honestidad. La directora se aleja de los falsos dramatismos se decide a hablar de un tema que han vivido muchas familias de un modo muy real, donde no hay buenos ni malos, sólo personas que lo pasan mal y que han cometido errores.

La historia discurre de un modo lógico que no traiciona a los personajes que ha creado y que interesa porque, además de todo, su escritora ha comprendido cómo dosificar la información que nos da para que mantengamos la tensión y que exista un factor sorpresa que nos desmonte muchas cosas que teníamos preestablecidas.

Por otro lado, los dos personajes que ha creado Yolanda Román tienen la virtud de que muchas personas pueden sentirse identificadas con ellos o, por lo menos, comprender sus problemas. La actriz y realizadora se encarga de dar vida a la madre y, en apenas cuatro minutos, nos ofrece multitud de registros sobre lo que siente su personaje mientras habla por teléfono con su hijo. Así, su actuación es tan buena que hay veces que parece que estamos ante alguien real, que vive y sufre lo que ha escrito -y luego- interpretado la actriz.
Además, el niño Hugo Velázquez le da una réplica perfecta a Yolanda Román y se mete muy bien en el rol de hijo de la protagonista.

Yolanda Román ha rodado un muy buen cortometraje, muy bien rodado y muy bien interpretado. Imprescindible.

-“Caravana”, de Julio de la Fuente y Salvador Gómez Cuenca.
Con Miguelo, Jose Luis San Martín, Adriano Prieto, Daniel Alcorta, Carlos Mesa, José Manuel Conde, Any Méndez, Ángel H. Sánchez, Marisa Vallejo, Juan José Bors y Anne Guisasola.


Un conde está a punto de dejar su herencia a su único hijo en presencia de un notario.

Julio de la Fuente, un especialista en rodar principalmente logrados melodramas, firma en su segunda incursión en el género de la comedia una divertida historia de enredos de corte clásico.

Esa herencia que va a recibir el único hijo del conde es el motor para que se sucedan varias situaciones derivadas del interés que despierta esa herencia. Con esto, de la Fuente nos prepara un entretenimiento cargado de mucha crítica social en la línea de las que escribía Arjona que no deja títere con cabeza y que nos demuestra la habilidad que tiene este director para rodar buenas historias que interesan y conectan con el público.

Los personajes que pasan por este entretenidísimo cortometraje están muy bien construidos y tienen algo de esperpénticos -lo que le viene bien para el tipo de historia que ha escrito el director-. Las stán interpretados con mucho dinamismo por un plantel actoral que sigue a la perfección ese juego que les propone el director. Los actores están muy bien en sus respectivos papeles y se nota en el resultado final que debieron estar bien compenetrados con sus demás compañeros de reparto.

En resumen, Julio de la Fuente, nos ha vuelto a regalar a los espectadores uno de esos estupendos cortometrajes que tiene siempre la virtud de rodar. Os gustará.


Precio de la entrada: 3,50€ en taquilla; 3€ en Atrápalo.
Una consumición incluida con cada entrada.

Reserva de entradas en Atrápalo:

Cortos con Ñ

La Escalera de Jacob
C/ Lavapiés, 11 28005 Madrid
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...