Programación de Cortos con Ñ para el 28 de febrero

El 28 de febrero, a las 20:00h, tenéis una nueva sesión de Cortos con Ñ en La Escalera de Jacob de Lavapiés. En total proyectaremos seis cortometrajes, entre los que se incluye el estreno en Madrid de cuatro de ellos.

Todos los cortos que se proyectan en Cortos con Ñ compiten por el Premio del Público de nuestro festival, que está patrocinado por Promofest, distribuidora que otorgará 50 bonos de distribución al corto ganador del premio.  

-“Remembrances (Apuntes para una historia de amor)”, de Álvaro Congosto y Daniel schvartzman.
Con Ana Gete, Miguel Catarecha y Teresa López.

Una mujer espera en una estación. Un hombre baja del tren. Se miran. ¿Fueron? ¿Son? ¿Serán?

El realizador Álvaro Congosto firma un emotivo y original retrato sobre el amor y qué buscan las personas en aquellos a quienes aman. Con un montaje que nos va alternando distintos momentos de una relación, vamos viendo cómo es esta pareja que protagoniza la historia.

Hay mucho de poesía en cómo está contada la historia el realizador se vale mucho de la fuerza de las imágenes para mostrarnos los sentimientos de la pareja. En este sentido, se debe apuntar que la notable factura técnica, que cuenta con una estupenda dirección de fotografía, potencia mucho lo que nos quiere enseñar el director.

En el guión de "Remembrances" hay temas tan universales y están tan bien plasmados que su autor logra que los espectadores nos sintamos identificados con lo que ocurre en el cortometraje. Además, la presencia de Ana Gete y Miguel Catarecha como intérpretes principales es otro de los grandes aciertos del corto. Los dos lo dan todo por sus personajes. Le dan mucha naturalidad a su modo de actuar y sólo con sus gestos, ya podemos saber qué tienen dentro los personajes a los que dan vida.

Sin duda, "Remembrances" es un estupendo cortometraje que os encantará.

-“Campanas de sangre”, de Néstor Ruiz e Iñaki Ochoa.
Con Alex Alcaide, Alexander Caballero, Ángela Boj y Alfredo Meixide.

España. Siglo XVIII. En un viejo convento tiempo atrás olvidado, un hombre aguarda la llegada de su antiguo amigo, ahora convertido en rival. La única esperanza para ambos duelistas recae en una joven monja que vive en el convento. Solo ella conoce la razón de la rivalidad entre ambos hombres.

Estrenamos en Cortos con Ñ el nuevo trabajo de Néstor Ruiz e Iñaki Ochoa, unos prolíficos realizadores que le ponen mucho trabajo, esfuerzo y talento en cada uno de sus rodajes. Este corto fue presentado a una de las pasadas ediciones de las 36 Horas de Supervivencia Fílmica y ganó con todo merecimiento los premios a Mejor Caracterización y el Primer Premio a Mejor Cortometraje.

Con una cuidada factura técnica y una excelente ambientación que nos retrotrae a las grandes películas de capa y espada, los realizadores nos proponen un relato sobre el honor y rivalidad, cargada de algo de aventura y combates a espada.

Es un producto sumamente entretenido. El guión va directo al grano y los personajes están notablemente perfilados, teniendo cada uno de ellos una personalidad muy marcada con la que son fácilmente identificables. Las coreografías de las luchas brillan por lo bien realizadas que están y lo bien que lo hacen los actores que las llevan a la práctica.

De los actores hay que decir mucho para bien.  Se meten muy bien en sus personajes y le dan a sus interpretaciones el empaque a clásico del cine que envuelve a este cortometraje. Sus actuaciones son creíbles y son acorde a cómo debería de ser una persona de aquella época.

En resumen, "Campanas de sangre" es un cortometraje muy bien hecho y muy entretenido.

-“Mr. Average”, de Jesús Plaza.
Con Jonathan David Mellor y Carlos Martín.

¿Qué motivos tiene un hombre para hacer lo que hace?

Con estética a medio camino entre el género negro y el Western, y sin apenas diálogos, Jesús Plaza rueda un cortometraje sobre cómo una persona va a matar a otra. No nos cuenta mucho de lo que ha pasado antes ni de porqué se ha llegado a esta situación que nos está relatando. Así que, todo nos lo deja a la imaginación de los espectadores y somos nosotros quienes debemos dilucidar, por las imágenes que estamos viendo, qué pudo pasar y cómo una persona puede llegar a esa situación.

Su planificación y montaje tienen mucho de cine clásico, pero también de videoclip. Los encuadres recuerdan al de los grandes del cine de género negro americano de las décadas de los 60 o principios de los 70; mientras que el ritmo del montaje, muy acelerado en ocasiones o en donde se ralentiza todo para ver con más claridad los gestos o acciones de los personajes.

El trabajo de los actores, con un pletórico Jonathan David Mellor comiéndose la pantalla a quien le secunda perfectamente Carlos Martín, es perfecto. Sin pronunciar frases y con sus expresiones son capaces de decirnos quiénes son los personajes que interpretan, que comprendamos sus personalidades y así saber porqué están actuando de ese modo. Todo ello, dejándonos la duda sobre qué pasó antes entre ellos.

El resultado final es un corto resuelto de una forma muy hábil por todos sus responsables. Nos plantean muchas preguntas, nos dejan pocas respuestas y, con ello, hacen que un pequeño corto que apenas dura unos minutos nos deje un poso pensando en el porqué de muchas cosas que nos ocurren en la vida.

-“La última víctima”, de Ángel Gómez Hernández.
Con Gale, Macarena Gómez y Julián Lara.

¿Cómo te sentirías si despertaras una mañana desplomado en mitad del bosque, malherido y desorientado? ¿Y si, además, descubrieras que tu mujer ha desaparecido, en un pueblo apartado en la montaña que ha dejado de ser apacible?

El tiempo correría en tu contra, el miedo te paralizaría, tus fuerzas se debilitarían y puede que no alcances tu objetivo...

Estrenado en la pasada edición del festival de cine de Sitges, "La última víctima" es un logrado relato de terror que bebe directamente de los clásicos del cine de terror patrio de la década de los setenta que protagonizaron maestros como Paul Naschy. La estética es muy cinematográfica y la dirección de fotografía logra dotarle de una ambientación bastante oscura, sucia e inquietante al desarrollo de los acontecimientos.

En tan solo unos minutos, el realizador es capaz de escribir una historia completa llena de acción, misterio y algún que otro susto. El cortometraje está dotado de un ritmo frenético que mantiene la tensión en los espectadores durante todo momento y el montaje contribuye bastante a aumentar la intensidad de algunas escenas.

Unos logrados efectos especiales o de maquillaje acompañan unas muy buenas interpretaciones realizadas por unos actores que, como muy bien se puede ver, aman este género. Por un lado, el trabajo físico que han realizado le da mucha veracidad a las escenas de acción que incluye el corto; y por otro, el trabajo emocional que le dan a sus actuaciones les vale para que veamos cómo son sus personajes y que veamos en sus rostros emociones como el miedo y que nosotros nos los creamos.

Si te gusta el buen cine de terror, este es tu cortometraje.

-“La hora de la siesta”, de Claudio Cerdán.
Con José Solaz y Ricardo Pastor.

Una pregunta flota en el ambiente. ¿Cómo te suicidarías?

Claudio Cerdán es un maestro del género negro patrio y sus novelas o cortometrajes destilan humor negro, diálogos ingeniosos y personajes que siempre viven en el filo de la ley metidos en cosas que no son precisamente buenas. Este es el caso de su cortometraje "La hora de la siesta", una pieza planteada de un modo bastante teatral en la que dos hombres están solos en un paraje desértico, hablando de la vida, al lado de un coche y con algo que uno debe enterrar.

El cortometraje se sostiene muy bien gracias a ese estupendo y largo diálogo que mantienen los dos personajes. Ambos protagonistas tienen una personalidad muy bien construida y las frases que se van intercambiando están llenas de dobles sentidos, giros algo desquiciados, mucho de realidad y, también, un aire tan desquiciado que más de uno soltará una sonrisa al escuchar algunas cosas que dicen.

Los actores dan muy bien el tipo como los dos protagonistas del corto y le dan todos los matices necesarios para que los espectadores veamos a esos tipos tan poco recomendables que creó su director.

El autor de "El País de los Ciegos" (novela que ya deberíais haberos comprado) es un genio y seguro que os encanta este corto.

-“El corazón de Anita”, de Josué Ramos.
Con Liliana Ferreiroa y David Blanco.

Una señora mayor y un chico esperan la guagua en medio del desierto bajo un sol abrasador.

El realizador Josué Ramos es el autor de una pequeña historia protagonizada por dos personas normales y corrientes. Con un tono pausado, casi de cuento de hadas, este joven director relata lo que ocurre entre dos personas bastante diferentes que coinciden en un mismo lugar.

La definición que hace Ramos sobre cada personaje es muy profunda y resulta tan elaborada que le da una gran carga de humanidad a cada uno de ellos. Los espectadores terminamos cogiéndolos cariño y nos interesamos por ellos, como si fueran personas de carne y hueso. El guión discurre con mucha placidez y el autor se recrea en mostrarnos algunos detalles de estos personajes o de alguna situación en concreto.

Los actores se entregan por el corto, hacen suyos los personajes y nos regalan unas preciosas interpretaciones, llenas de fuerza y energía.

Josué Ramos ha envuelto esta historia con una bonita dirección de fotografía que engrandece este pequeño / gran e interesante cortometraje.


Precio de la entrada: 3,50€ en taquilla; 3€ en Atrápalo. Una consumición incluida con cada entrada.
Reserva de entradas en Atrápalo:
Cortos con Ñ 

La Escalera de Jacob
 C/Lavapiés, 11
28005 Madrid
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...